Cocinando me doy una maña
que no hay en España quien guise mejor
y con gracia preparo al momento
un buen condimento que está superior.
Sin pensarlo de repente
yo me guiso un arroz con fideos
que el señor más exigente,
tiene que chuparse los dedos